Qué mejor manera de cerrar la temporada deportiva de este año que hacerlo con la Titan Tropic y acompañado del equipo de Imparables? Mountain bike en estado puro y con unos paisajes espectaculares. Pero, como no podía ser menos tratándose de la heredera de la Titan Desert, no nos han regalado nada. Las condiciones climáticas nos han obligado a luchar contra la lluvia caribeña, que caía sin piedad, contra el barro, contra los terrenos…La fat bike ha sido de gran ayuda, pero era difícil mantener la resistencia física y mental en esas condiciones extremas. Aún así, lo he conseguido, me he demostrado que era capaz de superarlo y estoy ansioso por empezar con los nuevos retos deportivos del 2016!!

Aquí tenéis la alegría, el sufrimiento y todo lo que he compartido con mis compañeros y amigos en la Titan: