Actualidad | Bolsa

Quien nos iba a decir hace un año que estaríamos viviendo este capítulo tan apasionante de la historia del ser humano. Un capítulo tan apasionante a nivel social como preocupante por el absoluto descontrol y sensación de inseguridad que nos reflejan nuestros políticos. Vivimos en un país donde las cosas no se pueden hacer peor con algo extraordinariamente preocupante nivel económico: NO hay un plan. Vamos absolutamente a la deriva y miles de empresarios no saben que rumbo elegir para su pyme. Vivimos en un país donde el nivel de gasto ha llegado a un umbral desorbitado y nos estamos convirtiendo en una amenaza no solo para nosotros mismos sino para toda Europa. El tamaño de España hace que en Europa ya suenen voces de preocupación sobre como España va a poder remontar lo que se ha destrozado en unos meses. Es preocupante ver como no hay un plan de estado sino que cada comunidad autónoma parece que quiere acertar la receta mágica sin importarle, en medio de esta guerra de EGOS, el bien del estado español. Este nuevo estado de alarma acompañado de toques de queda hacen entre ver, como ya anunciado Cataluña, que el confinamiento tal y como lo hemos conocido es posible, al menos unos días a la semana. Esto no solo es destrozar la economía de miles de pymes sino es destrozar la moral de millones de españoles. España no es feliz y esto afectará negativamente a la productividad nacional.
Ante semejante descalabro político y social la renta variable encuentra ganadores y, sobre todo perdedores. Las posibilidades de que tengamos un 2021 normal se alejan y la bolsa, que siempre acoge con antelación los acontecimientos de la economía real, ya lo está reflejando. Vamos a analizar algunos valores de la bolsa española que van a ser sensibles en las próximas semanas debido a las novedades en cuanto a confinamientos y restricciones se refieren.
– DIA: Del anterior confinamiento hay que observar que valores tuvieron un mejor comportamiento bursátil. Cierre de restaurantes en Cataluña, toques de queda que impiden disfrutar de establecimientos son motivos que van a beneficiar a DIA. Claramente cuantas peores noticias salgan sobre confinamientos y restricciones más pueden beneficiar a estas empresas de distribución. Actualmente el valor ya recoge el escenario alcista que va a mantener siempre que cotice por encima de los 0’11 euros.
– Pharmamar, Reig Jofre, Laboratorios Rovi: La industria farmaceútica está en plena tendencia alcista. La fortaleza es impresionante y, lamentablemente (desde un punto de vista de salud de la ciudadanía), sus ventas no cesan de aumentar. Los niveles de control han de ser muy estrictos ya que las revalorizaciones son muy importantes por lo que los stop son imprescindibles. Pharmamar tiene el nivel de soporte en los 100 euros, Reig jofré en los 4 euros y Rovi en los 29’80 euros.
– A3M y TL5: Sin duda uno de los sectores más apasionantes. En este caso presenta una de cal y una de arena en el escenario posible en las próximas sesiones. A3M sacó unos resultados que gustó y mucho al mercado con subidas muy violentas pero el anuncio de los toques de queda y la amenaza de una doble recesión como ya augura economistas como Roubini hace que la empresa deba decidir si realmente lo peor ya ha pasado para el sector de la publicidad, que al fin y al cabo es de lo que viven. Los puntos de referencia son clarísimos en ambas acciones: la zona de 2’35 euros es la clave para ver la resolución en A3M, por encima de ese nivel y la consolidación por encima de los 2’60 euros podrían dar pie a subidas muy importante. Por debajo ese escenario quedaría anulado. En cuanto a TL5 el escenario a vigilar es la zona de 3’10 euros.
– Repsol y Técnicas reunidas: Cualquier amenaza en la evolución de la economía hace que los precios del petróleo se resientan y, con ello, la cotización de dos empresas muy penalizadas pero que no encuentran fuerzas para recuperar. Un demoledor artículo de El confidencial sobre la situación financiera de Técnicas Reunidas, que desmintió la propia empresa en hecho relevante al día siguiente, llevó a la compañía a mínimos históricos haciendo de esta empresa un valor intocable a nivel técnico. Repsol, empresa también bajista, seguirá presentando este escenario tan negativo siempre que cotice por debajo de los 6’47 euros.
Seguro que alguien hecha en falta el sector turismo pero es que es tan obvio que van a sufrir en las próximas semanas que lo vamos a dejar para cuando tengan una mínima probabilidad de rebote.
Entramos en noviembre en un país machacado sanitaria, económica y psicológicamente. Solo cabe esperar que pase rápido y que, el resultado que se avecina de las elecciones americanas, sea del agrado de los mercados porque como no guste seguro tendremos el “Cherry on the cake” que tanto predican los americanos para acabar este (maldito) 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *