Entendemos por soporte aquel nivel técnico donde existe una probabilidad elevada en el que el valor puede dejar de bajar o corregir. A veces nos olvidamos que tras esos soportes hay millones de euros invertidos por bancos de inversión que luchan con una oferta que sea por miedo o por satisfacción de rentabilidad vende unas acciones en el mercado. El análisis técnico nos ayuda a no comprar al azar, nos ayuda a detectar niveles de entrada donde optimizar la probabilidad de éxito de nuestra operativa. Pero para que dicho análisis sea eficaz necesitamos que la mente intervenga lo menos posible y eso ya es más difícil de controlar como estamos viendo en el momento de mercado que hemos vivido días atrás. Cuando un valor llega a un soporte, especialmente en una corrección hemos de analizar bien el mercado y, si no hay un elemento externo que pueda distorsionar la estadística, hemos de confiar en él luego es un momento perfecto para entrar en una operación. Estos días , después de la fuerte subida desde que se anunció que se había encontrado la vacuna, los valores han regresado a niveles de soporte y son los precios en los que hay que ser valiente con la tranquilidad de saber que si no sale bien habrá un salvador a nuestra errata, el stop loss. No obstante, como he comentado con anterioridad, hay que ser un poco más selectivo y ante tal cantidad de valores que llegan a zona de soporte hay que descartar, de entrada, los más vulnerables a las noticias y por lo tanto los que menos control podemos tener sobre ellos.
El sector turismo, a día de hoy, es el sector que es aconsejable descartar. Este artículo está siendo escrito desde un Boeing 777 de París a Cancún y les puedo asegurar que la normalidad en este mundo está lejos de llegar a lo que conocíamos hace 365 días. Lógicamente el motivo por el cual el sector turismo puede ser el menos fiable en sus soportes no depende de este viaje que estoy haciendo pero si que me ayuda a entender las tremendas dificultades que les esperan por delante a las aerolíneas. Es muy impresionante ver el bajo nivel de vuelos no del aeropuerto de El Prat, ya estoy acostumbrado a ver la terminal 1 vacía pues habitualmente vuelo de Ibiza a Barcelona y regreso pero si me ha impactado ver el vacío de un aeropuerto tan imponente como el de Charles de Gaulle. Todo son sobrecostes para las compañías intentando trasmitir tranquilidad al pasajero pero son costes que van directo al margen un margen que además disminuye ante los bajos precios de los billetes debido a la baja demanda. A partir de aquí todo va en cadena. Hoteles a precios 3 veces más económicos de lo habitual, empresas de alquiler de coches, centrales de reserva…. Pero el problema en el caso español se incrementa cuando las reglas del partido no son para todos igual. El sector español va a ser fulminado si no se empiezan a flexibilizar medidas ya que sus competidores, en este caso Cancún o la zona hotelera de Tulum, solo ofrecen facilidades a todos los viajeros que deciden ir a Méjico. Para llegar a Ibiza, por ejemplo, hoy a un residente balear le harán un test de antígenos en el aeropuerto si ha estado más de 72 horas fuera de la isla y si usted no es residente tendrá que llegar a Ibiza, cuando de nuevo le dejen ir, con un PCR. Para recorrer los casi 10.000km que separan Ibiza de Tulum lo que me ha exigido la compañía aérea con la que he volado , el maravilloso país que es Méjico o el precioso hotel reservado es…. NADA. Si, lo han leído bien, no es necesario presentar ningún tipo de test ni prueba que acredite que viaja sin rastro del Covid. ¿Cómo va a competir nuestro sector turismo con semejantes medidas? A día de hoy es imposible.
Los negocios de temporada vivieron el invierno de 2019 el invierno que les produjo el hecho de que el verano 2020 no pudieron apenas abrir y están viviendo el invierno 2020, un sector que vive del verano lleva tres inviernos consecutivos. Ni el chiringuito de playa ni las grandes cadenas hoteleras españolas se pueden permitir vivir un cuarto invierno consecutivo, el que sería si no pudieran realizar actividad en verano 2021, por lo que urge intentar jugar el partido con las reglas que se juega en otros países ya que aquí el stop loss se dejó de poner hace ya meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *