La renta variable está de moda o, mejor dicho, saber operar en renta variable es una tendencia mundial. Dentro de la renta variable es el trading, el comprar o vender un activo para intentar obtener la mayor rentabilidad con los menores recursos en el menor tiempo posible, la modalidad que más adeptos atrae ya sea por su dinamismo, su emoción, su capacidad de generar elevados retornos o por el morbo añadido de tener un método que te permite predecir el futuro de cualquier empresa del mundo. Son muchos los detractores, generalmente macro economistas o periodistas que buscan devaluar el mundo que mueve el planeta o que simplemente buscan el titular fácil y ridículo de querer comparar la operativa bursátil con un casino o juego de azar. ¿Cuál es la realidad de la bolsa para quien quiere empezar a aprenderla? ¿Cuáles son las amenazas o riesgos que va a encontrarse aquella persona que quiera empezar a operar en bolsa?
En España hay 9 millones que operan en bolsa, en estados unidos está estimado que son 100 millones las personas que operan en bolsa. El primer dilema que se encuentra aquella persona que quiere operar es como hacerlo o que se va a encontrar. La imagen que tenemos de Hollywood de gente saltando y gritando ya se la puede quitar de la cabeza. Ahora la bolsa es totalmente digital lo que implica una de las primeras grandes ventajas de operar en bolsa. Se puede trabajar desde cualquier lugar del mundo sobre cualquier mercado del mundo simplemente disponiendo de un ordenador y una conexión a internet, no necesariamente extremadamente rápida. Esta facilidad inicial para muchas personas es un problema puesto que abrirse una cuenta con un bróker, totalmente aconsejable por sus reducidas comisiones de intermediación y por su velocidad operativa, es sumamente fácil y tener una cuenta abierta supone la entrada a la champions league. ¿Se imaginan ir a una tienda de deportes, comprarse unas zapatillas de fútbol y al salir de la tienda debutar en el Bernabeu o Camp Nou? Eso es lo que ocurre en bolsa. Poca gente es consciente que en el momento que se introduce una orden de compra o venta se está operando con los mejores actores del mundo. Es decir, sea consciente que cada vez que compre acciones estará en el mismo partido que Morgan Stanley, BBVA, JP Morgan, Citibank y tantos otros. Contra los mejores del mundo. Eso implica que sea una auténtica locura insostenible en el tiempo que un inversor privado quiera operar por su cuenta y sin ningún tipo de conocimiento en el mercado bursátil. ¿Saltaría usted a jugar en el Bernabeu o Camp Nou a fútbol sin saber jugar a fútbol? NO, no lo haría.
Misteriosamente la bolsa carece del respeto necesario de la mayoría de los inversores particulares. Personas formadas brillantemente o excelentes profesionales en su trabajo consideran que leyendo un periódico es suficiente para tomar decisiones bursátiles. La bolsa es un oficio como cualquier otro. Se atrevería a arreglar su coche simplemente comprando las herramientas? NO, no lo haría. Este mundo no es complicado a nivel teórico, la operativa bursátil requiere de repeticiones de operaciones en base a patrones estadísticos que se repiten en el tiempo pero no que sobretodo requiere es humildad. Humildad por aceptar que nos podemos equivocar y así dejar que el stop los haga su función, cortar la pérdida de una mala decisión. Siempre que aprenda un método haga caso al formador. Le ha pagado dinero y ha invertido tiempo en aprender algo de una persona de su confianza. No quiera tener más razón que el formador ya que le costará dinero, no lo dude. La bolsa es maravillosa cuando se gana pero solo va a ganar dinero en bolsa si tiene muy interiorizado saber cuanto quiere perder a diario. Solo va ganar dinero en bolsa sostenidamente en el tiempo si tiene un método de operativa que repite sin invención una y otra vez. Solo ganará dinero en bolsa si sabe estar poco tiempo delante de las pantallas. Llevamos toda la vida queriendo trabajar poco y cuando, por fin, hay algo que nos lo ofrece, los inversores no son capaces de dejar de mirar una y otra vez su dispositivo móvil en búsqueda de la gran oportunidad. Solo ganará dinero en bolsa si se especializa…¿En qué quiere ser excelente? Solo ganará dinero en bolsa si tiene paciencia y se desmarca del 90% de los particulares que, con productos de apalancamiento sin método ni stop los, pierden el 90% del capital en los 90 primeros días. La paciencia es fundamental y desmárquese del ser humano porque ya sabrá que el ser humano no tiene paciencia para enriquecerse lentamente por eso decide arruinarse rápidamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *