Se acaba un año, bursátilmente hablando, para enmarcar. Va a ser difícil ver un año parecido a este por tal cantidad de acontecimientos que nos hemos encontrado. El mundo se paralizó en febrero, un coche yendo cómodamente a 120km/h por la autopista vio como, de repente, se activaba el freno de mano provocando un revolcón sin precedentes. La economía mundial se tambaleó pero los bancos centrales aprendieron mucho de la era Lehman Brothers y no dudaron ni un momento en utilizar la mayor arma que tenían, la impresora. Más de 5 billones de euros se estima que han impreso consiguiendo regar de liquidez el sistema, al menos regar de liquidez al que más tiene y quizás no lo necesita tanto, la consecuencia sin duda es que se ha conseguido que el dinero pierda valor provocando que el inversor que quiera aspirar a obtener rentabilidad deba asumir riesgos y el producto que ha atraído el dinero, de momento, es la renta variable, especialmente la americana. Las FAANG (Facebook, Amazon, Apple, Neflix y Google) acompañadas de un imparable Tesla han conseguido niveles de valoración imposible de imaginar en el mes de marzo. Vean el punto de las valoraciones a las que hemos llegado: Tesla capitaliza 609.000M de dólares. Esto supone 20.000M de euros más de capitalización bursátil que Volkswagen, Audi, Daimler, GM, BMW, Ferrari, Honda, Ford, Fiat Chrysler, Peugeot, Porsche juntos. Todas esas compañías automovilísticas valen 589.000M de dólares.
¿Qué va a pasar en 2021? Ni idea, no les puedo engañar. Lo que si se a día de hoy es que las bolsas están alcistas, muy alcistas. Como he querido mostrarles en esta sección en los 37 artículos escritos este año, la bolsa se rige por criterios técnicos, para estadística, y no podemos ir en contra de ella. Muchos son los bajistas atrapados en diferentes productos financieros (Acciones, índices, Criptomonedas) pensando que un activo ha de bajar sin más, sin hacer caso a la estadística y sin entender que el momento actual bursátil no es comparable a ningún momento de la historia. Honestamente me costó entender en marzo y abril el efecto tan impresionante que iba a tener está inyección de capital sobre los mercados pero, gracias a los gráficos, entendí que la razón se debía quedar en el cajón, era imposible aplicarla. Sin duda el escenario base del 2021 es que la población pueda ser vacunada y que no haya ningíun contra tiempo en el proceso. Cualquier escenario que no fuera este podría alterar cualquier planteamiento pero para ello están, afortunadamente, los benditos stop loss. Siguiendo con el mismo criterio de no querer aplicar razón y si hacer caso al gráfico vamos a analizar en este último artículo del año que escenarios hemos de vigilar como puntos de referencia en los activos más destacados de la bolsa americana y española.
Dow Jones, Nasdaq, SP500: Los tres índices americanos presentan, a día de hoy, una impecable tendencia alcista. Hay que dejar de lado el argumento de que están muy altos y, como hemos dicho anteriormente, entender que estamos asistiendo a un escenario mundial no comparable con nada vivido anteriormente. Así pues el Dow jones presentará un escenario alcista siempre que respete los 28.000 puntos el Nasdaq 100 presentará un escenario alcista siempre que respete los 11.500 puntos y el SP500 los 3440 puntos.
Ibex35: Escenario de recuperación desde mínimos históricos. La diferencia, como se pueden imaginar, es que el IBEX35 está en proceso de recuperación, muy lejos todavía de los niveles pre crash cuando acariciaba los 10.000 puntos. Este escenario puede progresar siempre que el selectivo español cotice por encima de los 7300 puntos
Facebook: Será muy interesante ver el comportamiento de las FAANG ante tan impresionantes revalorizaciones durante el año 2020. La distancia entre máximos históricos (posible nivel de resistencia) y su línea de tendencia que determina ser o no ser alcista es estrecha en algunos casos por lo que probablemente en las primeras sesiones de 2021 veremos que camino deciden tomar. El nivel de referencia tendencial está en 271 dólares mientras que sus máximos históricos cerca de los 305 dólares.
Santander: El banco español con mayor capitalización bursátil ha logrado salir de los mínimos históricos con gran holgura. De estar al borde del precipicio a recuperar casi un 100% desde el punto más bajo de 2020. La tendencia de recuperación sigue presente siempre que respete los 2 euros por acción.
Apple: Una de las empresas favoritas por los mejores gestores del mundo, el mismísimo Warren Buffet entre ellos, presenta una impecable tendencia alcista que mantendrá siempre que respete los 117 dólares. Cerca se encuentran los máximos históricos marcados en septiembre en los 138 dólares.
Telefónica: Como le cuesta a la operadora española recuperar terreno perdido. Es increíble como, en las valoraciones por capitalización bursátil que presenta, no es capaz de atraer capital para lograr una recuperación más acorde con la penalización bursátil que acumula. No obstante el valor sigue en escenario de recuperación siempre que se mantenga por encima de 3’10 euros. El 21 de febrero cotizaba en 5’90 euros……
Amazon: Lleva semanas debatiéndose entre tendencias por lo que se encuentra en un momento lateral y confuso. Este proceso se lleva a cabo cerca de los 3500 dólares, nivel de máximos históricos. En estos escenarios de lateralidad donde perdemos una referencia importante descartaríamos el valor a nivel operativo al no ser la mejor de las opciones pero a nivel tendencial siempre que mantenga su media móvil de 200 sesiones hemos de considerar fortaleza en el valor por lo que en este caso ese nivel se encuentra en los 2820 puntos.
Endesa: Las eléctricas han sido una de las ganadoras de este 2020 alcanzando niveles de máximos históricos. Esta fortaleza está desapareciendo y, como en el caso de endesa, presentan en la actualidad un escenario de posible corrección… ¿a qué se debe? Una de las explicaciones más lógicas es la rotación de capital. Valores que han tenido un gran comportamiento durante las bajadas generalizadas de las bolsas pueden verse penalizados en esta recuperación debido a que inversores consideran que otro tipo de acciones les pueden ofrecer mayores porcentajes de rentabilidad. Esto se observa en Endesa que, de momento, mantendrá un posible escenario correctivo siempre que se mantenga por debajo de los 23’50 euros.
Netflix: Desde el mes de julio cotiza en un rango lateral comprendido entre los 570 y los 470 dólares. La exigente valoración que le otorga el mercado hace que sea clave la generación constante de nuevos suscriptores o, como anunció hace unas semanas, el incremento de las cuotas a la suscripción. Actualmente el valor está en disposición técnica de atacar los máximos históricos situados en los 570 dólares siempre que mantenga los 510. El soporte mayor es la zona de 465-470 dólares nivel que sería crítico para el valor.
Inditex: Perfecto apoyo de la cotización en sesiones pasada en su zona de soporte situada en los 25 euros y que invita a pensar a nuevas alzas en su cotización siempre que mantenga ese nivel. La compañía gallega está virando brillantemente su estrategia comercial y, de mantenerse así, puede ser un muy buen año para ella. El soporte mayor se sitúa en los 24 euros y como resistencias destacadas encontramos los 28 euros y 32 euros en segundo nivel.
Google: Fortaleza impresionante la que muestra la empresa tecnológica que va directa a intentar superar los máximos históricos situados en los 1847 dólares. Esa probabilidad siempre será probable mientras mantenga los niveles de 1650 dólares. Su soporte mayor, mucho más alejado, ha demostrado ser de gran fiabilidad en situaciones pasadas por lo que lo vamos a tomar de gran referencia de stop loss. Ese nivel, el de su media móvil de 200 sesiones, se sitúa actualmente en los 1495 dólares.
BBVA: El otro gran banco español por capitalización bursátil presenta un impecable escenario alcista, que como el caso del Santander, es de recuperación pues se encuentra lejos de los niveles de febrero situados en los 5 euros. La fuerte recuperación desde mínimos hace que sus soportes de medias estén alejados de su cotización actual lo cual sugiere precaución si no se está dentro y paciencia si se está dentro dos variables nada fáciles de gestionar en la renta variable. Cualquier cotización por encima de los 3’10 euros sugieren un escenario alcista, es decir, el valor podría corregir un 20% desde los niveles actuales y seguiría siendo alcista por lo que es importante en estos escenarios tener mucha paciencia.
Tesla: Sin lugar a duda la estrella de este 2020…. ¿Será capaz de seguir destrozando cualquier lógica fundamental? Imposible de saber ahora mismo. La realidad es que el valor posee una fortaleza impresionante a nivel técnico presentando un escenario alcista sin discusión y machacando cualquier posición bajista. Dicha fortaleza se mantendrá siempre que el valor cotice por encima de los 490 euros.
Repsol: La empresa petrolera está realizando una fuerte adaptación a los nuevos tiempos con fortísimas inversiones y con planes estratégicos muy ambiciosos. Cualquier cambio requiere de tiempo y dinero y el valor lo refleja en su cotización donde la recuperación hacia los 13 euros alcanzados en febrero es lenta y laboriosa. Dicha recuperación será siempre probable mientras cotice por encima de su nivel de tendencia situado actualmente en los 6’80 euros.

Que pasará en 2021 es imposible de saber pero arrancamos 2021 con una orgía de liquidez en el sistema y con unos mercados totalmente alcistas, sin discusión. Unos mercados que están en niveles difíciles de entender si aplicamos exclusivamente la razón pero no hay que olvidar una circunstancia vital: Estamos en un momento histórico, jamás vivido en la historia de la humanidad y que provoca que nada sea comparable con escenarios anteriores. Nunca ha habido tanta liquidez en el sistema, nunca la renta fija a aportado tan poco al capital por lo que el dinero ha de ser colocado y esto va muy a favor de la renta variable. Lo más importante de este 2021 no es mirar arriba sino mirar abajo y, más que nunca, ser disciplinados con los stop loss ya que, en caso de corrección severa, cualquier cosa puede pasar.

Feliz año 2021.

Comenta 1 Comment

  1. Josef , con todos mis respetos esto parece un péndulo de Foucaul de dimensiones planetarias . No cabe duda que las fuerzas alcistas y laxas del mercado han tomado las riendas y han puesto toda la carne en el asador, que empresas zombies campan más que nunca a sus anchas infectando a otras en perfecto estado de salud, bien porque les quitan el escaso mercado precrisis , bien porque en su huida hacia adelante las machaquen con márgenes por debajo de la logica. Todas como locas endeudándose como si no hubiera mañana.
    Pero me apunto a que las leyes de la gravedad volverán a replegar este macrosoufflé a cotas de razonable de rentabilidad y estandares clásicos de gestión donde la oportunidad y el riesgo sean las fuerzas dominantes. Esto supone un mercado en corrección de las mismas dimensiones que la locura que estamos viendo, planetaria.
    LE apuesto un billete de 2 dólares a que terminaremos el año en una crisis sin precedentes en una vuelta donde pocos ganarán muchíisimo, como viene siendo habitual. Veremos una inflacción galopante y tensiones en los mercados variables, e incluso renta fija interesantísimos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *