Llama mucho la atención el comportamiento moribundo que está teniendo el IBEX35 vs la gran referencia mundial el Dow Jones. Llama mucho la atención ver como el índice que está formado por las 35 empresas de mayor capitalización bursátil de nuestro país ha mostrado un pasotismo absoluto al impresionante rebote que hasta la fecha se ha producido en USA un rebote inflado de anestesia en forma de Billones de dólares prometidos por la reserva federal. ¿Es preocupante esto para los casi 9 millones de pequeños inversores que tienen acciones en bolsa española? Sin duda es un mensaje de debilidad relativa muy muy preocupante porque como veremos hay Blue Chips (definición de fichas grandes del casino que se aplican, bursátilmente hablando, a valores de gran capitalización) que están al filo del abismo, bursátilmente hablando.

El IBEX 35 es un indicador que, para bien o para mal, pesa mucho en su ponderación el sector bancario. Nada menos que Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Bankinter y Sabadell forman parte del índice selectivo. Cada uno tiene una ponderación diferente en porcentaje al índice, en base a su capitalización bursátil que se encuentra realizando la multiplicación del precio de la acción por el número de acciones. Realizando dicha operación el banco que mayor ponderación, con diferencia, presenta en el índice es el Santander. Digamos, para que me entienda alguien no experto, que es el que tira del carro. Lo que hace el Santander harán los demás. Actualmente nos encontramos como Santander está en mínimos de las caídas recientes. El 20/2 cotizaba en los 3’85 euros mientras que en el momento que se escriben estas líneas la cotización está un 50% inferior. Un escenario tendencial totalmente bajista acecha al valor que debería recuperar un 100% de su cotización para llegar a precios de hace poco más de dos meses. El escenario de años y años de tipos bajos que nos queda por delante debido a las macro inyecciones de capital de los bancos centrales hace que la banca tenga que volver a reinventarse si quiere conservar los márgenes. Miedo a impagos a pesar de los avales de nuevos créditos por parte del estado hace que un sector que estaba empezando a ver la luz tras los importantes ajustes que ha tenido que realizar debido a la última crisis vuelva a estar más cerca de la oscuridad que de escenarios optimistas. Son empresas cotizadas muy habituales por el pequeño accionista y son empresa que van a tener que trabajar muy muy duro si quieren ver niveles relativamente cercanos a los de finales de febrero de este mismo año porque llegar a esos niveles, con las perspectivas actuales, parece ciencia ficción.

Con un sector bancario tocado pueden suponer que el IBEX 35, a pesar de las otras 29 empresas, puede que sea uno de los indicadores que más complicado lo tienen en los próximos meses. Si además en las blue chips encontramos empresas como Repsol o Telefónica, el problema se complica. Es impresionante como, una vez más, la maravillosa frase de Keynes se ha vuelto a cumplir: “El mercado puede mantener más tiempo la irracionalidad del que tu puedes mantener la solvencia”. Y esto lo encontramos en el precio del Brent y, como es lógico, repercute directamente en la cotización de Repsol. Un barril de Brent consta de 159 litros de petróleo. Imaginen el ser humano donde ahora mismo está valorando un barril de brent a unos 20 dólares mientras que si fuéramos a un supermercado a comprar botellas de agua de 1’5L equivalentes a 1 barril de brent nos costarían 51’92 euros. Esta debilidad del petróleo destroza a Repsol a nivel de negocio y machaca a la cotización de Repsol. Cotización que marcaba niveles de 12’33 euros el 20 de febrero versus los 7’60 actuales (en el momento de escribir estas líneas)

Y por último, esta semana, comentaremos las famosas matildes. Que lejos queda esa época en el que Telefónica era la reina de la bolsa española. Una empresa sobre endeudada experimentando negocios más allá de lo que sabe hacer y que está pagando el peso de querer luchar con hiper especialistas. Ampliar el negocio a sectores donde hay monstruos como Netflix es complicado. Monstruos, empresarialmente hablando, que han salido muy fortalecidos del coronavirus. Al igual que Amazon, Netflix ha sido uno de los ganadores bursátilmente hablando, de esta desgracia de la humanidad. Cuanto más avanza el coronavirus más sube la cotización de Netflix. El 17/3 hizo un mínimo de 291 dólares mientras que ahora está en los 422 dólares. Telefónica no ha conseguido capitalizar este sector del negocio y su único rebote de relevancia fue cuando el estado dijo que no permitiría OPAS sobre empresas estratégicas nacionales. Lejos queda aquella telefónica donde era la empresa del Ibex que más capitalizaba. Ahora nos encontramos una empresa machacada por un sector durísimo con estrechos márgenes y que lo refleja en su cotización El 19/ estaba a 6’50 euros y hoy está a 4’11.

Momento bursátilmente apasionante, sin duda, que más que nunca requiere de la humildad de aceptar que nos podemos equivocar. Stop lo$$.

Comenta 3 Comments

  1. Josef. Shouldn’t we all admit this Model is done? I’m talking about the Bretton Woods Model.
    It actually collapsed back in 2008 with Lehmann. Since then, it has been like an spiral: imagine when you wash your face in the sink early morning, as soon as you remove the sink plug, the water starts being sucked. In the beginning this process is rather slow, but then it just goes faster and faster till all water gets sucked. Well today, we in are in this last stage, and I pretty sure we won’t go past down this Autumn/Winter.

    There cannot be infinite growth as the Bretton Woods Model says.
    Planet Earth is a place with limited resources, and there are not more countries to conquer. This CRISIS IS SYSTEMIC.
    Hence its forthcoming collapse.

    We should have passed the Glass Steagall Act back in 2008, we didn’t.

    Now get ready for the fireworks, it only will become worse.

    Responder

  2. La FED ha sostenido la bolsa americana, con la ayuda operativa de Blackrock, en Japón han empezado a emularlo.
    https://www.bolsamania.com/noticias/mercados/el-nikkei-lidera-las-subidas-en-asia-tras-el-qe-ilimitado-del-banco-de-japon–7447938.html

    ¿Creemos que aquí un gobierno de izquierdas va a ayudar a la bolsa española, a pesar de que esta represente a las empresas que crean empleo?

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *