Soy un auténtico experto en la gestión del error, sin duda. Y la base de esta virtud, con los años me he dado cuenta, lo forjé en la escuela cuando trimestre tras trimestre suspendía sin cesar. Soprendentemente no repetí nunca curso pues me empeñaba en no decepcionar, más, a mis padres y aprobaba en junio. Posteriormente en la renta variable me saqué el doctorado de la gestión del error (algunos lo llamarán fracaso). La bolsa te obliga a tener la humildad para aceptar que te puedes equivocar. La aplicación de patrones estadísticos implica la inclusión de unas probabilidades que, como tales, tienen su margen de error y que te provocan la aceptación del error admitiendo que puedes perder. El saber perder es básico para no hundirte te ayuda a eliminar la palabra fracaso e incorporar la palabra error. Pruebo un desafío deportivo o proyecto empresarial, no sale bien, agoto todos los recursos que tengo a mi alcance antes de aplicar el stop loss, analizo el error, aprendo del error, me marco nuevos objetivos fácilmente alcanzables para recuperar confianza y poder desarrollar mi talento. Esto llevo haciendo 19 años, los años que llevo de profesional de la bolsa por eso no has de temer al error, has de temer a considerar que si te equivocas has fracasado ya que nada ni nadie tiene derecho a sentir que has fracasado.

Comenta 1 Comment

  1. Gran reflexión, la cual no solo aporta palabras o un simple texto como en otros blogs, si no que, realmente aporta motivación, la cual te motiva a seguir siempre adelante sea como sea y falles las veces que falles, la cuestión es no rendirse nunca.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *